Periodismo

Abril 1902, último fusilamiento en Barranquilla

El 13 de abril de 2022, bajo el titulo de “Tragedias” el periodista Pepe Sánchez, su numbre es José Daniel Sánchez Pérez, Periodista, y Master en Laboratorio Químico. “Pepe como lo llamamos, nos recrea con un acontesimiento que vivió la ciudad en el año 1902, su entrevistado fue elel Maestro Chelo de Castro, quien siempre tuvo una mente brillante para narrar historia que muchos seguimos y que nosotros los periodista lo veiamos como el lider a seguir en la maquina de escribir de la época o de los microfonos.

Voy a tomar episodios de “Pepe Comenta”, porque son muy válidos y es necesario seguir manteniendo el excelente periodismo que hoy se encuentra en unidad de cuidados intensivos con una saturación muy baja.

El último fusilamiento en Barranquilla

Tuvo como escenario el Cementerio Universal y lo contó  el médico Leonello Marthe en su libro Historia de la Sociedad Hermanos de la Caridad

Último fusilamiento en Barranquilla: En los muros del Cementerio Universal en fecha no precisada de 1902 (https://retazosdelavida.blogspot.com/2013/09/el-cementerio-universal.html)
Último fusilamiento en Barranquilla: En los muros del Cementerio Universal en fecha no precisada de 1902 (https://retazosdelavida.blogspot.com/2013/09/el-cementerio-universal.html)

Fue escalofriante conocer el episodio del que supe de manera inicial, por el libro Historia del Cementerio Universal, autoría del finado médico, Leonello Marthe.

-Pepe, es real y como dices tú, asusta recordarlo-  dijo el Maestro Chelo de Castro cuando lo consultamos

-Fue un fusilamiento ordenado por el General Joaquín Fernando Vélez Villamil, al que toda Barranquilla se opuso- siguió diciendo el Maestro.

El general Vélez Villamil era por aquel entonces, gobernador del Estado de Bolívar, al que pertenecía Barranquilla (No existía del departamento del Atlántico). 

José Daniel Sánchez Pérez, Periodista, y Master en Laboratorio Químico.

Un capitán del ejército –cuyo nombre no se ha podido establecer (hoy se sabe que su apellido era  Acosta), de origen cartagenero- y un soldado barranquillero quien -según algunas fuentes de la época-  se llamaba Mariano García, fueron enviados en comisión a Santa Marta. (Es bueno recordar que para ese entonces -1902- no existía una vía directa de conexión por carretera) 

Ellos estaban enemistados y la decisión de mandarlos juntos, fue para tratar de que por las vicisitudes que debían afrontar por el camino, rehicieran su amistad. Pero… Mariano García llegó a los ocho días solo, sin el capitán, diciendo que se habían separado y no pudieron encontrarse de nuevo

-Ud. lo mató- le dijo el comandante de la tropa y tras un Consejo de Guerra, el gobernador, General Vélez Villamil, ordenó el fusilamiento del soldado.

-Toda Barranquilla se puso en pie para rogar o exigir que no se le fusilara– dice el Maestro.

En su libro, el Dr. Marthe manifiesta que luego de que Vélez se mostrara inflexible frente a la multitud que solicitaba el indulto, unas damas de la alta sociedad local, vinculadas a entidades de caridad, se reunieron con el gobernador para  pedirle que perdonara al soldado.

Pero Vélez -como afirmaba el escritor José María Vargas Vila- era “puro como el hielo, pero también frío como él” y no quiso ceder. Se mantuvo firme en la decisión de ejecutar al muchacho. 

La pena capital se llevó a cabo en “los paredones del Cementerio  Universal”–como señala Marthe en su libro- en horas de la tarde de aquel aciago abril  de 1902.

Más o menos un mes días después, apareció el capitán cartagenero. Era cierto que se había perdido y no pudo encontrar a su compañero- dice Chelo de Castro.

-Maestro, pero eso fue verdadero crimen

-Desde luego, Pepe. Y aunque Vargas Vila trató de justificar a Vélez escribiendo en un libro que publicó, un artículo que tituló “No fue un crimen, fue un error”, la verdad es que no fue un error. Fue un crimen

-Claro que sí, Maestro. ¿Y sería ese suceso lo que le costó la presidencia de la República al General Vélez?

-Es posible, Mucha gente estaba disgustada con el General porque era muy autoritario- dijo Chelo al final.

Bueno,  en esa elección hubo el famoso “Pacto de Padilla” en el que los Marroquín el propio General Rafael Reyes intervinieron y se dio “El chocorazo” para evitar que Vélez llegara al presidencia, pero esa ya es otra historia.

El episodio de ese fusilamiento, empañó para siempre la reputación de Vélez Villamil. Este es un capítulo de la ciudad que –en el pasado- se caracterizó por la tolerancia y el no a la violencia

Pepe Sánchez con el Alcalde Jaime pumarejo cuando el Distrito entregó un nuevo kilómetro de canalización del arroyo La Felicidad 

Related Articles

Check Also
Close
Back to top button

Adblock Detected

Please consider supporting us by disabling your ad blocker